La importancia para el árbitro de calentar antes del partido

Para un árbitro, el calentamiento es una parte de vital importancia en la preparación previa al partido, donde se va a preparar el cuerpo para la acción y la mejora del rendimiento.
El primer minuto del partido es tan importante como el último, el calentamiento previo prepara el cuerpo para estar en condiciones óptimas para arbitrar desde el del partido y evita el riesgo de lesiones.

El calentamiento prepara al cuerpo para el partido gracias a:
El calentamiento debe empezar con movimientos que incluyan todo el cuerpo y lo podemos dividir en tres etapas.
En la primera, que debería de durar entre 5 y 10 minutos, el objetivo es el de elevar la temperatura del cuerpo y de los músculos y aumentar el flujo sanguíneo que riega los músculos. Se puede realizar unas carreras ligeras dando 2 o 3 vueltas al campo que incluyan algunos saltos, movimientos laterales. También es recomendable incluir movimientos de brazos para calentar la parte superior.
En la segunda se deberían hacer estiramientos de las partes del cuerpo que se utilizaran durante el partido y especialmente los gemelos, cuádriceps, isquiotibiales. Estirar cada musculo durante 10 segundos haciendo tres repeticiones.
En la tercera y última etapa la intención será prepararse para el partido en sí con la realización de ejercicios relacionados con el esfuerzo a realizar durante el encuentro. Realizaremos carreras cortas con sprints, cambios de dirección y giros.

Una vez finalizado el calentamiento hay que volver al vestuario y mantenerse caliente hasta el comienzo del partido. Por lo tanto, es muy recomendable no terminar el calentamiento antes de 10 o 15 minutos antes del encuentro.
Al enfriamiento no se le da mucha importancia pero es tan importante como el calentamiento y se debe realizar después de cada partido para ayudar al cuerpo a volver al estado de reposo.
Al volver a los vestuarios una vez finalizado el encuentro y antes de rellenar el acta,  ducharse y recoger todo el equipamiento en la bolsa de árbitro, se deben repetir los ejercicios de estiramiento que se han realizado en el calentamiento. Esto ayudará a prevenir la rigidez muscular y la aparición de dolor muscular que puede seguir a un partido particularmente exigente.

La FIFA da el visto bueno a los tiempos muertos en el Mundial 2014

Finalmente, la FIFA ha aceptado la petición propuesta por el técnico italiano Cesare Prandelli para combatir las altas temperaturas en las que se disputarán los partidos en algunas de las sedes en el próximo Mundial de fútbol 2014 que se disputará en Brasil.
Los árbitros tendrán la potestad de decidir si hacer uso de estos “tiempos muertos” una vez superados los 30 minutos de juego y la temperatura alcance los 32 grados.
Los descansos o “tiempos muertos” tendrán una duración de dos minutos en cada mitad, momento en el que los jugadores podrán rehidratarse y bajar la temperatura corporal.
Debemos de tener en cuenta que la FIFA mantendrá los horarios en los que se disputarán los partidos, algunos de ellos se jugarán a las 13:00 del mediodía, justo cuando el calor aprieta más. Otro factor a tener en cuenta es la alta humedad de Brasil, como ya pudieron experimentar los jugadores en la pasada Copa Conferederaciones.

Las sedes donde está puesto el foco de atención por altos riesgos de calor son Fortaleza, Manaos, Recife y Natal. La Selección Española disputará la fase de grupos en Salvador, Río de Janeiro y Curitiba, lo que hace indicar que no tendrá que hacer uso de estos “tiempos muertos”.
Esta nueva regla puede crear una jurisprudencia en futuros torneos y ligas en aquellos partidos de máximo calor, siempre que la FIFA acabe dando el visto bueno. De todos modos, durante la Copa del Mundo podremos ver qué tal funciona y cómo se implementa a lo largo del encuentro.
¿Creéis que sería buena idea implementarla en España en competiciones que se realizan en verano? ¿Daría pie a que más partidos se jugasen en horarios de mediodía? Nos gustaría saber vuestra opinión.