Modric e Isco

Croacia consiguió una victoria imprescindible de cara a disputar la repesca para el Mundial de Rusia 2018. El conjunto balcánico ha estado inmerso en una dinámica auto-destructiva que desembocó en la destitución del ex-seleccionador Ante Cacic el pasado siete de octubre, pero cumplió el objetivo al abrazo de su líder, Luka Modric.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
El nuevo entrenador, Zlatko Dalic, dibujó un 4-2-3-1 bastante poco emocionante: Rakitic y Badelj fueron doble “5” y Modric, el “10”. El conservadurismo quedó patente y no se puede decir que estuviera injustificado; el partido se celebraba en Kiev y la Ucrania de Shevchenko también se jugaba el pase. No obstante, tanta precaución derivó en lo más consecuente: Croacia desarrolló un fútbol muy espeso durante la primera mitad.

Pero Croacia tiene una vida más que el resto porque el, quizá, centrocampista más dominante del último lustro nació en su país y lleva su brazalete de capitán. Como hasta el minuto 45 había esperado el balón entre líneas sin éxito debido a que los centrales croatas se saltaban a Rakitic y le buscaban por alto como si se tratara de Raúl García o Marouanne Fellaini, Modric asumió rutinas de Isco, dejó su lugar de “10” fijo y comenzó a caer hacia ambos costados, de manera indistinta, para crear triángulos con el laterales y el extremo.
A partir de esas dos pequeñas sociedad, el genio acentuó la calidad de sus acciones, disparó su influencia sobre el juego y decidió el encuentro en favor de sus compatriotas. Todo el mérito del mundo; no se pretenderá restarle un ápice. Pero ante un rival de mayor calibre, esta fórmula podría quedarse muy, muy corta.
Creo que en esa Eurocopa se minusvaloro muchísimo lo que hizo Modric. A mi me soprendio el gran revuelo que se creo con Arshavin cuando para mi el mejor jugador fuera de los de España fue Modric, siempre me quedo la tristeza de que el Real Madrid no lo fichara en ese momento y apostara por Rafael Van der Vaart (aunque también era un jugador que me gustaba). Todavía recuerdo llegar al bar del pueblo y un amigo estar hablando de Arshavin y decirle yo to emocionado , es bueno pero el mejor es un chico croata que de cara se parece Joan Cruiff.
En los últimos años cada vez que veo un partido de Croacia o comienza un torneo de Selecciones, espero mucho de los balcánicos (quizás se deba a los nombres propios que tienen) y al final siempre acaban desilusionándome con su juego… Salvo pinceladas puntuales, acaban desarrollando un juego tremendamente plano y como muy encorsetado. 
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
A ver si con Dalic podemos ver una Croacia convincente en la repesca y ojalá que en el Mundial.
¿Se confía en un hipotético crecimiento de Coric, Pajca o Halilovic que le haga a Croacia ganar un receptor en 3/4 capaz de generar jugadas de gol sin desconectarse del juego de cara al Mundial? es que solo uno de éstos le cambia la cara y eleva el techo al equipo de manera potencial; ayudaría a racionalizar posiciones y roles del resto .

Carlos Soler de Lateral

Carlos Soler irrumpió en la Primera División como un futbolista con una gran capacidad para activar el juego interior de un equipo. Su facilidad para recibir, orientarse y asociarse entre líneas, ejerciendo siempre como vértice superior, ayudó a desatar a un Dani Parejo al que Cesare Prandelli había tenido colocar como mediapunta por la ausencia, en definitiva, de un jugador como Soler. Sin embargo, con la llegada del 4-4-2 de Marcelino García Toral las dos posiciones que más y mejor parecían casar a día de hoy con el canterano che desaparecieron en un momento. Ni mediapunta, ni segundo interior.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Soler en Paterna ha jugado tanto de pivote como de delantero, con lo que la opción de formar dupla tanto con Zaza como con Parejo estaba ahí, pero ninguna de estas posibilidades encajaba del todo con Marce. Así que la banda, por tanto, era el único destino posible.

A partir de sus condiciones parecía lógico pensar que si Carlos Soler jugaba en una banda, ésta tenía que ser la banda izquierda. A fin de cuentas él es un jugador con vocación interior que podría generar superioridad por dentro para, a su vez, dejar libre el espacio para los movimientos de Rodrigo y las subidas de José Luis Gayà. Sin embargo, no es ahí donde Soler está jugando… Y destacando.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Soler está brillando en banda derecha. Es decir, en su perfil natural si fuera un extremo en los ochenta, pero en su perfil antinatural siendo un centrocampista en 2017. No obstante, esto no le está limitando. En vez de quitarle espacio, Carlos Soler ha encontrado en esta posición la posibilidad de ser centrocampista, extremo y punta a la vez. Seguramente haya perdido protagonismo, porque el gran centro neurálgico de la posesión valencianista se encuentra entre Parejo y Rodrigo, pero desde este papel más secundario está siendo igual de trascendente. O incluso aún más. Sus cinco goles producidos en siete partidos le convierten en un complemento perfecto a Zaza o Guedes, puesto que además Carlos Soler tiene el don de aparecer cuando nadie le espera. Atacando el punto de penalti desde la frontal, como en el Santiago Bernabéu, suma una referencia más. Pero es sobre todo en el piquito del área, cerca de Dani Parejo, desde donde se encuentra realmente cómodo.

Y es ahí, en el vértice del área, donde Albert Celades también le está probando con España Sub-21. Ante la sobrepoblación de centrocampistas (Rodrigo, Merino y Ceballos, en esta ocasión), el técnico catalán le está dando un rol bastante parecido al que tuvo Isco Alarcón con Lopetegui. En resumen, le está haciendo intervenir más. España se asienta arriba con más facilidad y durante más tiempo que el Valencia por circunstancias obvias, lo cual enfoca a Soler más a lo que puede ser en un futuro que a lo que ahora mismo es en el presente. Pero esto en realidad da igual. Sea cual sea el contexto y la posición, Soler logra imponerse hasta convertirse en un futbolista, como mínimo, útil. Y no hay mejor comienzo posible para un chico que con 20 años sólo tiene posibilidades abiertas.

Carlos Soler de Lateral

Carlos Soler irrumpió en la Primera División como un futbolista con una gran capacidad para activar el juego interior de un equipo. Su facilidad para recibir, orientarse y asociarse entre líneas, ejerciendo siempre como vértice superior, ayudó a desatar a un Dani Parejo al que Cesare Prandelli había tenido colocar como mediapunta por la ausencia, en definitiva, de un jugador como Soler. Sin embargo, con la llegada del 4-4-2 de Marcelino García Toral las dos posiciones que más y mejor parecían casar a día de hoy con el canterano che desaparecieron en un momento. Ni mediapunta, ni segundo interior.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Soler en Paterna ha jugado tanto de pivote como de delantero, con lo que la opción de formar dupla tanto con Zaza como con Parejo estaba ahí, pero ninguna de estas posibilidades encajaba del todo con Marce. Así que la banda, por tanto, era el único destino posible.

A partir de sus condiciones parecía lógico pensar que si Carlos Soler jugaba en una banda, ésta tenía que ser la banda izquierda. A fin de cuentas él es un jugador con vocación interior que podría generar superioridad por dentro para, a su vez, dejar libre el espacio para los movimientos de Rodrigo y las subidas de José Luis Gayà. Sin embargo, no es ahí donde Soler está jugando… Y destacando.

Soler está brillando en banda derecha. Es decir, en su perfil natural si fuera un extremo en los ochenta, pero en su perfil antinatural siendo un centrocampista en 2017. No obstante, esto no le está limitando. En vez de quitarle espacio, Carlos Soler ha encontrado en esta posición la posibilidad de ser centrocampista, extremo y punta a la vez. Seguramente haya perdido protagonismo, porque el gran centro neurálgico de la posesión valencianista se encuentra entre Parejo y Rodrigo, pero desde este papel más secundario está siendo igual de trascendente. O incluso aún más. Sus cinco goles producidos en siete partidos le convierten en un complemento perfecto a Zaza o Guedes, puesto que además Carlos Soler tiene el don de aparecer cuando nadie le espera. Atacando el punto de penalti desde la frontal, como en el Santiago Bernabéu, suma una referencia más. Pero es sobre todo en el piquito del área, cerca de Dani Parejo, desde donde se encuentra realmente cómodo.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Y es ahí, en el vértice del área, donde Albert Celades también le está probando con España Sub-21. Ante la sobrepoblación de centrocampistas (Rodrigo, Merino y Ceballos, en esta ocasión), el técnico catalán le está dando un rol bastante parecido al que tuvo Isco Alarcón con Lopetegui. En resumen, le está haciendo intervenir más. España se asienta arriba con más facilidad y durante más tiempo que el Valencia por circunstancias obvias, lo cual enfoca a Soler más a lo que puede ser en un futuro que a lo que ahora mismo es en el presente. Pero esto en realidad da igual. Sea cual sea el contexto y la posición, Soler logra imponerse hasta convertirse en un futbolista, como mínimo, útil. Y no hay mejor comienzo posible para un chico que con 20 años sólo tiene posibilidades abiertas.

Los cuatro Fantásticos

Roberto Martínez comenzó su andadura al frente de la selección belga con la misión de comprender una generación muy talentosa a la que su antecesor, Marc Wilmots, no terminó de entender del todo, al menos a la hora de potenciar y equilibrar de forma natural. Dicha misión, la de organizar tanto talento ofensivo, le está llegando al español en un momento muy diferente al que manejó Wilmots, pues a Rusia 2018, Bélgica aterrizará con cuatro historias individuales, cuatro estatus importantísimos, que pueden significar muchas cosas. Kevin De Bruyne, Eden Hazard, Romelu Lukaku y Dries Mertens podrían ser, por separado, la estrella de la selección. Y muy probablemente, de su concurso junto dependa el techo y las aspiraciones de una selección generadora de unas expectativas que nunca han estado tan fundadas como ahora mismo. Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Esta interesante cuestión, la de dar cabida a cuatro jugadores que están mutando de piel a nivel competitivo, planteada por Adrián Cervera recientemente, pone de nuevo de manifiesto cómo organizar e integrar talentos tan importantes. A diferencia de otros momentos del pasado, los cuatro atraviesan un momento personal que llevaría a considerar entregar y conceder determinadas cosas a cada uno de ellos. Todos tienen argumentos para reclamar un estilo, una libertad o unos espacios concretos para desarrollar su mejor fútbol. En esas posibles peticiones podrían pensarse compatibilidades y sistemas que llevarían a Martínez a actuar de una determinada manera. Sea por la importancia de estos cuatro jugadores o por cuestiones más globales, el caso es que prácticamente desde el comienzo de su etapa al frente de la selección, Roberto ha utilizado una defensa de tres centrales que han integrado con excelente rendimiento Alderweireld, Vertonghen y un tercer miembro -Kompany o Vermaelen-, y que ha permitido ganar una altura (línea) para que la amplitud sea de los carrileros y los cuatro cracks tengan un espacio que pueda serles reconocible.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Desde ahí, y yendo hacia delante, debe entenderse que Hazard ya no parte de un costado, que Mertens es un goleador portentoso desde el ‘9’, que Lukaku es fiable en un gigante europeo que lucha por todos los títulos y que De Bruyne ya no puede partir desde la banda. Los cuatro buscan, parten o acaban por el centro, y para que puedan encontrar acomodo, es precisamente el jugador del Manchester City quien puede abrir la puerta: jugar desde más atrás en el 3-4-2-1 belga puede ser el paso que permita ver en Rusia a los cuatro talentos juntos. Porque más importante que repartirse el ancho, el eje horizontal, es equilibrar el vertical. Con De Bruyne retrasando sus movimientos en el día a día citizen, Martínez puede dejar los últimos 30 metros para Dries, Eden y Romelu.

El cambio de sistema ha ido acompañado del rol que está llevando a Kevin De Bruyne a organizar los ataques de Bélgica, más preparados para salir con espacios que para crearlos, teniendo, eso sí, la suficiente calidad en diferentes alturas para desequilibrar. No es un equipo de pasadores, y salvo el propio De Bruyne, no lo son los otros tres jugadores que se mencionan, pero incluir a Kevin en el círculo central permite un margen de maniobra que quizás no existía en el pasado. El embudo del 4-2-3-1 que tenía a Nainggolan y Witsel por detrás y a cuatro atacantes por delante carecía de gracia y sostén. El presente requería de una nueva realidad, la que Mertens, Hazard, Lukaku y De Bruyne están viviendo en estos momentos.

El gol más recordado de la Serenísima República

Toda una vida siendo el hazmerreír del panorama internacional. Décadas luchando por salir de lo más profundo de la ciénaga más infecta del fútbol internacional. No debe ser sencillo vivir en la vieja Europa, en el corazón de un país con tanta tradición futbolística como Italia, y compartir posición en el ranking FIFA con compañeros de viaje tan poco estimulantes como Anguila (?), Bahamas, Islas Caimán o Eritrea. Y no cualquier posición, no. La 204 de 211. San Marino es un pequeño accidente en el mapa futbolístico europeo. Aparece cíclicamente cada dos años, en las fases de clasificación para Mundiales y Eurocopas, con el aparente único cometido de engrosar el casillero de goles anotados de sus equipos rivales. Da igual que se enfrente a Alemania que a Macedonia, el resultado siempre es el mismo: un carro de goles entre sus redes.
Su única victoria internacional data del año 2004. Se impusieron por un gol a cero a la selección de Liechtenstein con el tanto de Andy Selva, un habitual del infrafútbol transalpino. Sí, era un amistoso sin trascendencia, pero fue un gol que supo a gloria. No sólo por la victoria, sino porque todos y cada uno de los que han marcado desde que se constituyeron como selección FIFA son recordados con detalle.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
La actual fase de clasificación para el Mundial de Rusia está siendo, como viene siendo habitual, tormentosa. Un par de goles a favor, el último de ellos anotado ayer en Bakú ante Azerbaiyán, y treinta y ocho en contra en los ocho partidos disputados hasta la fecha. A una media de casi cinco por partido, en unas cifras algo mejoradas con respecto a décadas pasadas. Como para no recordar eternamente el día que marcan uno.
Pero hay goles que no necesitan ser algo inusual para que sean recordados al detalle con el paso de los años. Hay goles con propio mérito. Inolvidables. El 17 de noviembre de 1993, San Marino recibía en Renato Dall’Ara de Bolonia (por cuestiones de aforo se había desechado la idea de jugar en territorio sanmarinense) a la Inglaterra de Paul Ince, David Platt o Ian Wright. En juego, la clasificación de los ingleses para el Mundial de Estados Unidos tras una liguilla calamitosa. Para estar en la cita norteamericana, Inglaterra necesitaba que Holanda cayese en Polonia y, además, vencer por una diferencia de siete o más goles a la débil San Marino, en la que sería la última jornada de la fase de clasificación mundialista.
Y lo que debía ser una cita con la historia para los Platt y compañía acabó convertido en pesadilla. A las 8 segundos del pitido inicial, y con una San Marino volcada sobre el campo inglés tras el saque, algo, ni él mismo sabe qué, hizo que Davide Gualtieri tuviese fe ciega en que ése precisamente era su momento de gloria. Lo que tenía pinta de no ser más que un inocente balón perdido del ataque sanmarinense se convirtió en un regalo del lateral Stuart Pearce para que nuestro protagonista, espoleado por una fuerza interior de origen desconocido, se plantara sólo ante David Seaman y consiguiera batirle con un balón raso, ante la sorpresa del propio Psycho, de Inglaterra y de toda Europa.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Fue sólo un gol. Una anécdota dentro del 1-7 del marcador final. Fue, además, el tanto más rápido en la historia de la clasificación para los Mundiales. Su autor, Davide Gualtieri, jamás salió del fútbol sanmarinense. Nunca dejó su estatus de futbolista amateur. Cuenta él mismo que la gente, más de veinte años después de su ‘gesta’, aún se lo recuerda por las calles de Serravalle, donde regenta un pequeño negocio de informática. Fue sólo un gol. El gol más recordado de la historia de la Serenísima República.
Puedes encontrar la camiseta de la selección nacional de San Marino en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.

Camisetas clásicas: Reggae Boyz

Uno se imaginaba poco menos que una banda de desarrapados vestidos con chándales de colores llamativos. Una colección desordenada de rastas hasta la cintura, barbas desaliñadas, mucho ritmo metido en el cuerpo y una festiva querencia por ciertas sustancias poco aconsejables para la práctica deportiva profesional. De todo, menos un equipo profesional, vaya. Eran la apoteosis del exotismo. Y arrastraban consigo la simpatía generalizada que siempre despierta el teórico débil. Era Jamaica, debutante en un Mundial. Nunca antes el pequeño país caribeño se había colado entre los mundialistas. Y nunca jamás, desde entonces, ha vuelto a hacerlo. Corría el año 1998 y el mundo entero se preparaba para disfrutar al ritmo alegre y despreocupado de los Reggae Boyz.
A los jamaicanos les sentó como un tiro su debut mundialista. Cayeron derrotados por tres goles a uno
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.(con Robbie Earle anotando el primer gol en la historia de su país en un Mundial) ante la Croacia de Šuker, Jarni y Prosinečki en su primer partido. En el segundo, Argentina hizo su mejor partido del torneo francés y le cascó cinco golitos a la débil selección caribeña, en una colosal actuación personal del goleador Gabriel Batistuta. La efervescencia del exotismo se suavizaba. El soniquete machacón, cansino y repetitivo del reggae se apagaba en la lejanía.
No ocurrió hasta el tercer partido. Jamaica ya sabía que su odisea mundialista acababa en aquella estación de Gerland. Sus derrotas ante Croacia y Argentina le mandaban directamente de vuelta a la isla. Sin embargo, cuando todo parecía encaminado a que los reggae boyz se fueran del torneo con el dudoso honor bajo el brazo de ser la selección más floja de las treintaidós presentes, emergió imponente la figura fibrosa y estilizada de Theodore Whitmore, un elegante y habilidoso mediapunta zurdo que nunca había salido de su Jamaica natal y al que nadie jamás había prestado atención hasta aquel instante. Primero lo hizo cazando un balón suelto en el área japonesa. Acomodó el cuerpo y, ante la inocencia de la zaga nipona, encontró el hueco idóneo para colar un ajustado disparo en la portería del mítico Kawaguchi. El segundo tanto, para culminar el mejor partido de su vida, llegó ya en la segunda mitad. Con Japón volcada sobre el área caribeña, surgió de nuevo la estela de ébano, con maneras de velocista y dreadlocks al viento, para irrumpir con velocidad en el área japonesa y culminar una contra con un latigazo imparable para el portero asiático.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Con la inesperada victoria jamaicana, Lyon se tiñó de amarillo, verde y negro, la historia del fútbol reservó para siempre un huequecito pequeño y discreto para Whitmore y la extravagante camiseta de los Reggae Boyz se convirtió, desde aquel mismo día, en un preciado objeto de deseo.
Puedes comprar esta camiseta y cientos más en Classic Football Shirts.

Enfrentar al Madrid en su Tierra parte 9

Creo que es un partido para ser calificado por aquellos adjetivos denostados en el mundo del fútbol, como “épico”, “emocionante”, “grandeza”, etc. porque a nivel de juego vimos dos equipos con problemas. Me uno a quienes están llevando el partido al terreno de los jugadores, en un verde que estaba repleto de jugadores de un talento y jerarquía. 
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
El Real Madrid salió con la formación que le hizo campeón en Cardiff y vimos las bondades y los problemas que está teniendo con la misma, a lo largo del curso 17/18. Se generó un plus de control de balón-dominio sobre el PSG pero también se tradujo en muchos problemas ofensivos, porque sus delanteros estaban desconectados de sus juegos, al margen de la gran movilidad de Ronaldo, y los laterales no encontraban puntos de apoyo (se vieron muchas situaciones de Marcelo centrando desde tres cuartos). El PSG por su parte evidenciaba que es un equipo con muchas dificultades en las distintas fases del juego, su estructura y funcionamiento es muy pobre, pero la sociedad Neymar-Mbappé se basta para descoser a cualquiera. 
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
A partir de ahí, vimos un 2ºT donde es el PSG el que se hace con el control del balón, y un Real Madrid que cede ese dominio, pero se muestra incapaz de generar ningún tipo de peligro a la pobre transición defensiva parisina. En esas, quizás faltó que Zidane interviniese antes para dotar a su ataque de algún tipo de amenaza. Personalmente, me gustó el cambio de Cavani-Meunier, con Alves más arriba el equipo creo que adquirió más orden con balón y el dominio del PSG creció. Pero la dirección de campo de Zidane fue muy buena, y optó por una medida a la que ha recurrido poco (sí en el XI titular). Una vez opta por un repliegue contra, la presencia de Kroos+Modric en la base dota al equipo de dos lanzadores formidables, y el trío Asensio-Bale-Lucas tiene capacidad de sobra para conducir las transiciones. Asimismo, la presencia de Asensio en la izquierda, dotaba por fin de un socio para Marcelo, teniendo el Madrid capacidad para ganar línea de fondo (causalidad).
Creo que Isco le falto eso. Influenciar más en el juego. Su trabajo defensivo y la forma de sacar la pelota fueron buenísimo en ese aspecto. Marcelo estuvo excepcional. Del PSG poco que decir. Verrati no aparece en las grandes citas y no sé si es por el o porque Emery le da la responsabilidad a Rabiot de llevar la manija del partido. Pero vamos en mi opinión el italiano estuvo por debajo de las expectativas. ¿Este lo quería el Barca? A Verrati le queda mucho, mucho, mucho pero mucho, mucho, mucho para parecerse al futbol control Xavi Hernández. Porque esa es otra, este jugador, ¿qué quiere ser? ¿Xavi o Pirlo? Me parece que más cercano a Pirlo. Ya que me parece tan intermitente como el italiano. Además de que influencia en el juego nulo. Decepción. Lo del tridente arriba, pues me da que Mbappe está verde todavía. No apareció tanto como yo esperaba. Aparte tengo una duda, ¿No será que el problema real es la liga francesa? ¿Cuantos partidos exigentes tienen al años?¿Dos? En fin, enhorabuena a los madridistas. Espero que paséis y os eliminen y Neymar en Francia muchos años